FORTALEZA DE LA MOTA (Alcalá laReal) (Jaen)

Situación

La fortaleza de la Mota se alza majestuosa sobre la cumbre del Cerro de la Mota, de 1033 metros de altitud, dominando en altura el actual poblamiento de la localidad de Alcalá la Real, en la comarca de Sierra Sur de la provincia de Jaén.

Historia

Uno de los motivos que figuran en el escudo de Alcalá la Real, la llave, es una clara referencia al papel que la fabulosa elevación de La Mota ha conferido a Alcalá la Real. El valor estratégico de ser puerta entre el valle del Guadalquivir y la vega granadina ha sido aprovechado desde tiempos remotos. Los primeros vestigios de la presencia humana datan del Neolítico, en el III milenio a.C.. De la época romana hay también restos como los hallados en La Tejuela, de donde destaca sobremanera una estatua de Hércules, expuesta en el Museo Arqueológico Nacional.

Durante la época islámica las ventajas de este enclave fueron aprovechadas al máximo, convirtiéndose Alcalá en una importante ciudad fortificada de Al Andalus. En el siglo VII la ciudad fue fortificada, y en el siglo XI alcanzó su máximo esplendor bajo la autoridad de la familia Banu Said. Varias veces cambió de nombre, según el grupo étnico que la gobernaba, pero siempre estaba precedido por la voz árabe Qal’at, que designa a una población fortificada. Los dos primeros nombres con los que aparece citada en las fuentes son Qal`at Astalir y Qal`at Yahsub, y el último Qal`at Banu Said, clan impulsor de la cultura alcalaína y del que destacaron varios miembros en la literatura y la política. Además de esta fortaleza, la estructura defensiva se completaba con un gran número de atalayas, de las que se conservan unas quince.

Desde su primera ocupación por Alfonso VIII en 1213, las luchas entre granadinos y castellanos se sucedieron por el dominio de esta plaza. Fernando III y por Alfonso X la conquistaron, pero en ambas ocasiones volvió a ser perdida. La toma definitiva en el año 1340 por Alfonso XI, dejó a éste en puertas del Reino de Granada, y siglo y medio después los Reyes Católicos partieron de aquí para la conquista de la capital nazarí. El castillo de la fortaleza fue reconstruido en el siglo XVI.

Por todo ello no es de extrañar que el lugar se convirtiera en un importante baluarte cristiano, tanto que tras la conquista se fundó una Abadía de Patronato Real, con singulares privilegios. La ciudad gozaba de estatuto especial, y sus vecinos contaban con cartas y fueros con privilegios y exenciones de tributos. El deseo expreso del monarca hizo que la por entonces Alcalá de Benzayde cambiase de nombre por última vez y se llamara Alcalá la Real.

Los principios políticos, sociales e ideológicos de la cristianización no sólo transformaron el nombre, sino también la fisonomía de la ciudad, tanto sus espacios como sus edificios. Se ampliaron las estructuras defensivas y se erigió en el arrabal viejo la iglesia de Santo Domingo de Silos, patrono de la ciudad. Al mismo tiempo comenzó la construcción, sobre los cimientos de la antigua medina, del principal símbolo político y religioso de la nueva ciudad cristiana, la Abadía.

Tras la conquista de Granada en el año 1492 la ciudad entró en una etapa de apogeo y esplendor. El rápido aumento de la población hizo que las casas desbordaran los límites de la ciudadela y la ciudad se expandiera faldas abajo de la Mota, así como por las laderas del monte de las Cruces y el monte el Llanillo, en un proceso que continuó durante los siglos siguientes hasta el abandono total del monte.

Descripción

La fortaleza, a la que se accede por una monumental puerta en herradura situada entre dos torres unidas por un arco ojival, conserva en su recinto amurallado una gran torre del homenaje en su lado norte, y otras dos de menor importancia. En su interior, los famosos artífices Velasco y Aranda levantaron una magnifica iglesia, hoy arruinada en parte. De las siete puertas que tuvo la ciudad sólo se conservan la de las Lanzas, Imagen y la del Peso de la Harina, que limitan con la muralla del Arrabal de Santo Domingo, en el que se hallan los restos de la iglesia del mismo nombre, de estilo gótico y fundamentalmente renacentista, construida sobre una antigua mezquita.

A la alcazaba musulmana pertenecen los vestigios de la época medieval más importantes del recinto, constituido por un conjunto de tres torres (torre de la Campana, torre Mocha y torre del Homenaje) en torno al Patio de Armas. En la torre del Homenaje destaca la bóveda octogonal de sillería sobre trompas, que alberga un museo con el patrimonio arqueológico local.

La iglesia Mayor Abacial fue construida entre los siglos XVI y XVII, y en ella se dan cita una mezcla de estilos constructivos, desde el gótico, de bóvedas de crucería estrellada, pasando por el plateresco presente en la ornamentación de los paramentos con conchas, rosetas, capillas y hornacinas. Por último el sobrio y austero Renacimiento de las puertas del Perdón, Portada Sur, del Cabildo y de la Sacristía.

En la actualidad, la fortaleza de la Mota constituye un importante conjunto arqueológico, cuyas excavaciones han dejado al descubierto la doble funcionalidad de este enclave, la estratégico-militar y la religiosa-funeraria. De la primera dan testimonio dos aljibes y restos de una importante muralla romana construida a soga y tizón. La función religioso-funeraria está presente en los diferenets sistemas de enterramiento de las civilizaciones que habitaron este solar. Desde los excavados en la roca, probablemente visigodos en su origen y posteriormente reutilizados por los musulmanes, hasta los últimos de la época cristiana, realizados ya en criptas.

CASTILLO DE SANTA BARBARA (Alicante)

 
El castillo de Santa Bárbara se alza sobre el monte Benacantil, mole rocosa de 166 metros de altitud lindante con el mar, lo que le confería un enorme valor estratégico ya que desde la misma se divisa toda la bahía de Alicante y sus alrededores terrestres. 

En las ladera de esta roca, llamada Banu-lQatil por el geógrafO

musulmán Al-Idrisi (siglo XII), se han encontrado restos arqueológicos de la Edad del Bronce, ibéricos y de la época romana, si bien el origen de la actual fortaleza data de finales del siglo IX, durante la dominación musulmana.Al primero de los recintos, el más alto, se le conoce con el nombre de La torreta, por encontrarse en él la vieja Torre del Homenaje. Posee los vestigios más antiguos de toda la fortaleza, unos basamentos de los siglos XI al XIII. En este recinto se encuentran el llamado Baluarte de los Ingleses y otras dependencias como el Parque de Ingenieros, la Sala Noble (que fuera hospital), la Casa del Gobernador, etc. La explanada más elevada es conocida por el nombre de Macho del Castillo, y allí estuvo situada la antigua alcazaba. También se encuentra en este recinto la famosa garita

El recinto intermedio corresponde a las dependencias más importantes concluidas en el año 1580, tales como el Salón Felipe II, el antiguo Cuerpo de la Tropa frente al amplio Patio de Armas a cuyas espaldas se hallan las ruinas de la ermita de Santa Bárbara, el Cuerpo de Guardia, el Baluarte de la Reina, etc.

Del siglo XVIII data el recinto inferior donde encontramos el Revellín del Bon Repós, que hace actualmente las funciones de aparcamiento y en el que se ubica el monumento al ilustre militar alicantino Félix Berenguer de Marquina que fuera capitán general de Filipinas y virrey de Nuevo México. El gran escudo de mármol blanco (siglo XVIII) que hay sobre la puerta de acceso al segundo recinto se hallaba en el Real Consulado del Mar, edificio destruido por una explosión.
 

 

  

 

 

  
 
 Fotos: M. C. Mesa y J. J. Sanchez

 

Para ver las fotos en grande, pinchar el siguiente enlace:

El 4 de diciembre del año 1248, día de Santa Bárbara, y de ahí el nombre, el infante Alfonso de Castilla, futuro rey Alfonso X el Sabio, arrebató esta plaza a los árabes. En el año 1296 Jaime II toma posesión del castillo para la corona de Aragón, y ordena su remodelación. Casi un siglo después Pedro IV el Ceremonioso mandó rectificar el recinto, y a comienzos del siglo XVI el rey Carlos I ordenó su fortificación. Hasta el reinado de Felipe II no se produce la gran reforma del castillo, con la construcción de las dependencias que en su mayoría hoy contemplamos. Las obras duraron desde 1562 a 1580, según proyectos de Juan Bautista Antonelli y Jorge Palearo el fratín. Los bombardeos que sufrió Alicante en el año 1691 por la escuadra francesa y las acciones bélicas llevadas a cabo contra el castillo durante el período 1706-1709, durante la guerra de Sucesión, en que estuvo en poder de los ingleses, afectaron gravemente a todo el recinto que sufrió la última acción militar en 1873, cuando la fragata acorazada Numancia, en manos de rebeldes cantonalistas de Cartagena, lanzó sus proyectiles sobre la población y su castillo, que sería desartillado veinte años después.
Este castillo se divide en tres recintos bien diferenciados.

ISLA NUEVA TABARCA

 
 
El pequeño archipiélago de Tabarca se encuentra formado por una isla principal denominada Plana, de Santa Pola o Nueva Tabarca, que en la parte occidental alberga un pequeño pueblo amurallado, el de San Pedro y San Pablo. Completan dicho archipiélago, los islotes de La Cantera, de La Galera y de La Nao, junto a numeros …os escollos (Negre, Roig, Cap del moro, Sabata o Naveta). Se halla situado a unas tres millas al Sur-Este del Cabo de Santa Pola y a unas 8 millas de la ciudad de Alicante, término municipal al que pertenece.
La línea de la costa es recortada, formada por pequeños acantilados de escasos metros de altura, con playas de cantos rodados en su base. La única playa de arena se encuentra en la zona del itsmo.
De los antiguos asentamientos en la isla tenemos conocimiento a través de los estudios realizados por el padre Belda (1958-1.980) en los que se habla de la existencia de un poblado y una necrópolis de inhumación romanos en la zona de la Almadraba, así como, de los hallazgos de pecios con ánforas romanas en las aguas circundantes a la isla.
En la Edad Media (1.337) el Consejo de Elche, de quien dependía entonces la isla, obtuvo permiso para edificar una torre defensiva para guardar la costa ya que ésta se hallaba bajo constante amenaza debido a la presencia de piratas cuya base de operaciones se encontraba en la isla. A finales del siglo XVIII la corona española define su política respecto al norte de África y una de sus consecuencias es la decisión de fortificar la isla.
En 1.760 se inician ya algunas obras y entre 1.766 y 1.775 el ingeniero militar Fernando Méndez Ras, por encargo del rey Carlos III, lleva a cabo su proyecto de construcción de una ciudad fortificada en la isla que es un compendio de ideas urbanísticas del Renacimiento y principios de la Ilustración. Aunque no se llegaron a construir todos los edificios y elementos que propuso, la ciudad fue fortificada con murallas, baterías, castillo y baluartes y, así mismo, fue dotada de viviendas, cuarteles, caballerizas, bóvedas subterráneas, iglesia, casa para el Gobernador, lavadero con cisternas para la recogida de aguas pluviales, almacén para el esparto, tahona, horno para cocer el pan y otros para la cal y el yeso, además de varadero.
Coincide en el tiempo (1.768) el rescate de 69 familias de origen genovés que habían sido hechas prisioneras por el rey de Argel al conquistar éste la isla tunecina de Tabarka donde vivían y se dedicaban a la pesca de coral rojo. Esta isla está situada frente a las costas de Túnez, pertenecía a la República de Génova y fue sucesivamente conquistada por Túnez (1.741) y por Argelia (1.756). Gracias a las gestiones de fray Juan de la Virgen ante el rey Carlos III los genoveses fueron liberados (1.768) y conducidos a Alicante donde fueron alojados temporalmente en el colegio de la Compañía de Jesús hasta que fueron trasladados definitivamente a la isla de Tabarca (1770) ocupando las viviendas promovidas para su alojamiento por el conde de Aranda ante el rey Carlos III. Es en este momento cuando la isla pasa a llamarse de Nueva Tabarca.
Junto a los nuevos habitantes se destinó a la isla un destacamento militar que aseguraba la defensa frente a cualquier incursión marina. La base económica de estas familias fue principalmente la pesca artesanal y secundariamente los servicios de apoyo al destacamento militar, que completaban sus escasos ingresos.
Con el transcurso del tiempo la isla fue perdiendo su carácter de plaza fuerte. El gobernador y la guarnición fueron retirados en 1.850. A finales del siglo XIX la isla contaba con alrededor de mil habitantes dedicados mayoritariamente a la pesca. En la actualidad hay una población permanente en invierno de unas 50 personas, multiplicándose por diez la población permanente en época estival.
Su condición de conjunto urbano fortificado, uno de los escasos ejemplos actuales de arquitectura militar en el litoral español y la existencia de abundantes yacimientos arqueológicos. En base a estas condiciones la isla fue declarada conjunto histórico-artístico con fecha 27 de Agosto de 1.964.
Los materiales para la construcción de la ciudad fortificada fueron extraídos del islote denominado por ello La Cantera, que está situado en el lado oeste de la isla.
La superficie urbana queda delimitada por unas murallas cuyo trazado se ajusta en su mayor parte a la línea de la costa. Tres puertas dan entrada al pueblo: una situada al norte de la isla la denominada de tierra, de Alicante o de San Miguel; y otras dos, denominada de Levante o de San Rafael la que está situada al este de la isla, y de la Trencada o de San Gabriel la que se encuentra al oeste, siendo ambas puertas de estilo dórico con pilastras.
La iglesia dedicada a San Pedro y San Pablo es de planta rectangular y nave única subdividida en cuatro tramos y con capillas laterales entre contrafuertes y presbiterio de planta curvilínea.
La Casa del Gobernador, en origen destinada a albergar el Ayuntamiento fue finalmente ocupada por el destacamento militar. Próxima a la puerta de San Miguel se encuentra el Cuerpo de Guardia, una edificación que tiene planta rectangular y consta de tres dependencias y un porche delantero.
Fuera ya de las murallas y en la zona denominada Campo, al este del pueblo, se encuentra la torre defensiva de San José que es un edificio tronco-piramidal de base cuadrada con tres plantas, proyectada por Baltasar Ricoud (1.789), utilizada en el siglo XIX como prisión del Estado.
En el extremo oriental de la isla se encuentra el faro, proyectada por Juan Laurenti (1.854), es de planta cuadrada, en cuyo centro se eleva la torre prismática de la linterna de señales luminosas, el conjunto es de estilo academicista.

 

 

 
 
   
Fotos: M. C. Mesa y J. J. Sánchez
   
Para ver las fotos en grande, pinchar el siguiente enlace:

 http://www.facebook.com/joki.joaquin?v=photos#!/album.php?aid=2052254&id=1003975530

IGLESIA VIEJA DE SABUGO (Aviles.- Asturias)

Esta iglesia se encuentra situada en la plaza del Carbayo en el singular barrio de Sabugo.

Iniciada su construcción entre finales del siglo XII y principios del XIII, tardó bastante tiempo en finalizarse, alrededor de 70 años.

Su edificación respondió a cubrir las necesidades religiosas del único barrio extramuros del Avilés medieval.

Es un monumento pequeño, pero su conjunto es de una gran bellza.

Las iglesias, por aquella época comenzaban su construcción por el ábside al objeto de poder consagrar cuanto antes.

Al llevar tanto tiempo las obras (se dice que cerca de setenta años) el templo refleja la influencia de dos estilos: el románico y la transición de este al gótico, es decir el protogótico. La influencia románica se refleja en el ábside semicircular y en la puerta latera. Sin embargo la portada principal es protogótica.

En el interior, la decoración se concentra sobre todo en las portadas, el arco triunfal apuntado y la capilla mayor.

Actualmente se utiliza en contadas ocasiones para actos religiosos. Sí se aprovecha –y es un marco perfecto- par conciertos, exposiciones y actos sociales de relevancia para la ciudad.

De hecho, como podeis ver en alguna de las fotos, el dia que la visitamos había un grupo de chicas ensayando bailes celtas para la celebración del Festival Intercelticu de la Comarca de Avilés

 

 

Fotografias: M.C. Mesa y J.J. Sanchez

Para ver las fotografias en grande, pincha el siguiente enlace

http://www.facebook.com/#!/album.php?aid=2029983&id=1003975530

FUENTE DE FONCALADA (Oviedo)

 
La fuente de Foncalada es una fuente de agua potable construida por órdenes del rey asturiano Alfonso III en la ciudad de Oviedo y situada en la calle de su mismo nombre, Foncalada (del latín fonte incalata). Dentro del arte prerrománico en Asturias es el único ejemplo de su clase conservado hasta nuestros días, además del único vestigio o resto de construcción con fin de utilidad pública de la Alta Edad Media dentro de la ciudad.
Su primera aparición documental data de finales del siglo XI. Su nombre proviene de una inscripción que se encuentra en ella fontem calatam, se puede traducir por fuente invocada.
Se trató de un edificio monumental destinado a baños, dotado además de una importante carga simbólica religiosa, en relación a la identificación de las aguas, potencialmente curativas, con Jesucristo, invocado como “Salvs” en las inscripciones que cubren completamente el frente del monumento. Dentro de las inscripciones en el vértice del frontón se puede ver la Cruz de la Victoria, característica de Alfonso III, con el Alpha y Omega apocalípticas.
Debajo de la cruz, aparecen dos inscripciones (imagen inferior) cuyas traducciones son las siguientes: 

(HOC SIGN) O TVETVR PIVS, HOC SIGNO VI (NCITVR, INIMICVS)
Este signo protege al piadoso. Este signo vence al enemigo

(SIGNVM SALVTIS PO) NE DOMINE IN FONTE (ISTA VT NON PERMITAS) INTROIRE ANGELVM PERCV (TIENTEM)
Señor, pon el signo de la salvación en esta fuente para que no permitas entrar al ángel golpeador
Arquitectónicamente la fuente es de planta rectangular de aproximadamente 4 metros de ancho con cubierta a dos aguas, tiene de templete, con un vano central a modo de puerta, un arco de medio punto con perfectas dovelas enmarca la misma. Este espacio con bóveda de cañón aloja la fuente por la que fluía el manantial. Todo ello construido en piedra de sillería con un el frontón triangular. El canal de alimentación está formado por una gran caja de bloques calizos. La última intervención arqueológica permitió poner al descubierto el primitivo canal de drenaje. Encontrándose, además una parte de la cumbrera ornamentada original y un sillar con la inscripción TIENTEM que faltaba en el mencionado texto inscrito en uno de sus frontales y que pertenecía a la palabra PERCVTIENTEM.

Se declaró Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en diciembre de 1985 como muestra excepcional del Arte Prerrománico de Asturias.

Fotografias: M.C. Mesa y J.J. Sanchez

Para ver las fotos en grande, pincha el siguiente enlace:

http://www.facebook.com/#!/album.php?aid=2026331&id=1003975530

IGLESIA DE SAN JUAN (Malaga)

 
La Iglesia de San Juan Bautista es un templo de gran valor histórico, es una de las cuatro parroquias fundadas después de la conquista de la ciudad en 1487. Corresponde a una zona populosa, al congregar a los antiguos arrabables de la ciudad islámica. Inicialmente la iglesia tenía una nave y otra colateral, edificadas según los estilos arquitectónicos propios del gótico en la época de los Reyes Católicos, con elementos mudéjares y arcos apuntados sobre pilares. Tenía también una torre terminada en 1543.
En 1554, por iniciativa del obispo Fray Bernardo Manrique, el maestro mayor de la catedral Diego de Vergara, dio las condiciones para una obra de gran envergadura. Se derribó la nave mayor desde el arco toral, prolongándose la iglesia doce varas; además, se suprimieron los arcos apuntados por otros de medio punto sobre pilares. Las dos naves se cubrieron con armadura realizada según técnica mudéjar: par y nudillo decorado de lazo con almizate en tramos cuadrados. La armadura subsiste oculta por encima de la bóveda actual y debajo de la cubierta.
En 1620 se hizo la otra nave colateral y la capilla mayor según trazas de Pedro Díaz de Palacios. 

En 1680 un terremoto derribó su torre, que fue reedificada, por etapas, entre 1732 y 1776. Es una magnifica torre-pórtico que da acceso a la iglesia por la nave lateral derecha, bajo un arco de medio punto con clave amensulada y puntas de diamantes en las enjutas. El pórtico es rectángular con bóveda elíptica. La torre consta de tres cuerpos limitados verticalmente por pilastras planas y sesgadas en ángulo, separadas por impostas de efecto reverberante y perfil sinuoso, que se marca en los salientes acornisados de los balcones
El aspecto actual de la iglesia responde a la intervención de 1760, realizada según las fórmulas arquitectónicas del momento. El espacio de culto se cubría con bóvedas de medio cañón con lunetos, con decoración floral; los pilares se forraron de mármoles polícromos.

La actual capilla mayor es obra de principios del siglo XIX, restaurada en 1962. Es de planta rectángular con bóveda vaída en la que se inserta una bóveda semiesférica con medallón central de líneas vegetales.

La capilla de las Ánimas (nave lateral izquierda) se fecha en la segunda mitad del siglo XVIII; posee planta cuadrada y bóveda semiesférica sobre tambor. Presenta emblemas mortuorios y menuda decoración vegetal que corre alrededor de un espejo central, alusión a la caducidad de la vida y el tiempo. En el arco toral calaveras encierran, entre molduras, atributos que recuerdan la presencia de la muerte.
Desde el año 2005 al 2009 se han llevado a cabo unas obras de restauración en el interior del templo, que han consistido en la mejora de las bóvedas, que tenían filtraciones de agua y la eliminación de un repinte en las paredes, con lo que la iglesia ha pasado del color beige al blanco original.

 

 

Fotografias: J.J. Sanchez

Para ver las fotos mas grandes, pincha el siguiente enlace:

http://www.facebook.com/#!/album.php?aid=2025454&id=1003975530

JARDIN DE LOS MONOS (Plaza de la Vicoria.- Malaga)

 
Este jardín, cuyo nombre oficial es Plaza de la Victoria, es conocido popularmente como “Jardín de los monos”, debido a que durante años tuvo una jaula con varios de estos simios.
A principio de los años 60, a la vista de su comportamiento “indecente” (alguno se masturbaba) y de la costumbre que tenían de escupir a los paseantes o tirarles del pelo si se acercaban mucho, se decidió retirarlo de alli y remodelar el jardín.
Una curiosidad: el último mono, fue enviado a la República Dominicana como obsequio al dictador Trujillo.
En 1963 se instaló una fuente con una estatua dedicada a la Maternidad. Asi como una colección de estatuas de niños modeladas por el escultor Marino Amaya.
Como siempre pasa en esta ciudad cuando algo bello se hace, con el tiempo, los vándalos fueron robando o destrozando estas pequeñas esculturas, quedando en 1991 tan solo dos de ellas “En el Mar” y “Niña con Aro”.
En Mayo de este año, han sido repuestas las estatuas desaparecidas, modeladas nuevamente por el propio escultor.
Esperemos que corran mejor suerte que las originales.
Otro detalle sobre este jardín es su flora, siendo su principal característica las jacarandas, aunque tambien cuenta con palmeras canarias, rosales, pacíficos y naranjos amargos.
  
 
Texto y fotos: J.J. Sánchez
Para ver las fotos en grande, pinchar el siguiente enlace:

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.